JEFE DE SALTO

miércoles, 15 de febrero de 2012


Un día un jefe de salto
reconoció una gran zona,
la zona era en la selva,
en la selva enmarañada.
Una noche muy oscura,
saltó el paraca al pantano,
apareció barba negra,
diciéndole estas palabras:
¿Qué me darás tú, gran jefe?,
si yo te saco del fango?
“Yo te daré mi boina
y mi ala dorada.”
yo no quiero tu boina,
ni tu ala dorada,
yo quiero que cuando mueras,
a mí me entregues tu alma.
mi alma la entrego a DIOS
y mi cuerpo a mi suelo Patrio.

Navegador de Paginas