JINETES EN EL CIELO

domingo, 15 de julio de 2012

En una noche oscura de terrible tempestad,
cruzando por el valle un soldado en su corcel,
de pronto vio en el cielo un rebaño de mil vacas,
fantasmas en tropel.

Los ojos de esas bestias eran brasas al mirar,
los cascos de sus patas centellaban al pisar,
sus trágicos bramidos tenían algo de infernal,
sus cuernos eran negros, con brillo de metal

Detrás de la manada, cabalgando sin cesar,
jinetes celestiales la trataban de alcanzar,
entonces el soldado solitario oyó una voz,
la voz de su conciencia como una maldición.

Si quieres salvar tu alma y saber lo que es la paz,
debes apartarte por tu bien de la maldad,
si no tendrás por fuerza que venir siempre detrás,
arreando esta vaguada toda una eternidad.

Audio:

Jinetes en el Cielo

Navegador de Paginas