POEMA A MI MADRE

miércoles, 13 de abril de 2011


¡Oh! querida madre mía
porque desde tu vientre me has dado protección
el gozo y la alegría para ti nunca se acaban
y que el rezo de tus días
te sea de bendiciones
y en tu pecho
este el trono
del amor más puro
y aun extraño el descanso en tu regazo amo tu cariño amo tu vida
la antigua cuna fuerte y fría de tus brazos desde los años de infancia

Hoy recuerdo con tristeza y gran dolor que en muchas ocasiones e desperdiciado tus sanos concejos
tu sincero amor
por todas mis ofensas contra ti
hoy vengo a suplicarte perdóname mama
ya estoy viejo fui rebelde injusto incomprensible pero prometo,
prometo no ofenderte más tus miradas de ternura y contigo con amor tus caricias
tu paciencia
nunca he de olvidar tus múltiples valores que tienen alto precio aunque me tuerce
sé que nunca los podre pagar
el amor de madre es tan incomparable y cuan gran ejemplo nos mostro María hasta que el último instante siguió el dolor de su hijo
el redentor mientras moría
y tú sin mirar las impurezas de mi vida y que han andado por sendas feas de maldades
por ver que por mi culpa has llorado sin cesar
me has tratado con cariño
afecto y tal bondad por todo eso bendita seas madre mía yo quiero que DIOS sea el centro de tu vida
yo quiero que te vayas al cielo mama que el todo poderoso siempre, siempre te bendiga
en ti veo
a todas las madres del mundo
a las que rían a las que lloran
a las abandonadas a las que sufren
porque ha sido despreciadas que aun así o tal vez nunca ha sido amada
padre nuestros que estas en los cielos
te agradezco con mi corazón
el permitirme que aun este a mi lado
veo que ha sido tu buena voluntad
darle vida
y tu sin igual cuidado
no me la quites por favor
no te la lleves tan pronto
porque ha sido y me será
gran compañía
este lejos o a mi lado aunque anciana regocijara siempre el alma mía
ansió acariciar tu piel y sus cabellos deseo hacerlo tal como lo hacía de niño
ella lo ha hecho conmigo sin reproche demostrando así su maternal canco
cuando llegue aquel duro momento
que naciste para siempre de este mundo ayúdame te lo ruego que la tristeza nunca asía el mal cambie mi rumbo a los que tenemos dos vidas danos fuerzas y mas y mas amarga y a los que no la tienen fortalece sus recuerdos
por que se que nunca, nunca han de olvidarla
pero mientras dure así mi vida y mi corazón aun pueda amar
a la autora de mis días a mi madre tan querida este muerta o esté viva
yo jamás podre olvidar
Autor: Declamador Félix España

Navegador de Paginas